Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.

E-mail Imprimir
Indice del artículo
Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.
Introducción
Trisano
Connect
NCOMS
LEADR
Sahana
PloneGov
Worldwind
Plinkit
Forjas de SFA
Conclusiones
Recomendaciones
Tendencias
Agradecimientos

logosahana

“El proyecto Sahana ha aumentado la efectividad en la creación de vínculos entre el personal de emergencia sobre el terreno y las víctimas de un desastre con los recursos disponibles para la ayuda.”

 

Persona de contacto: Mark Prutsalis, Presidente / Director Ejecutivo de la Fundación de Software Sahana. Estados Unidos

Descripción del proyecto

Sahana es una herramienta Web de colaboración que se centra en los problemas comunes de coordinación durante una catástrofe, como encontrar a personas desaparecidas, la gestión de las ayudas, la gestión de los voluntarios, el seguimiento de funciones de los distintos grupos de gobierno, coordinar la labor de las ONGs y atender a las propias víctimas. Aunque fue originalmente desarrollado por la Fundación Lanka Software, el objetivo de Sahana se basa en la misión de la Fundación de Software de Sahana para ayudar a aliviar el sufrimiento humano y ayudar a salvar vidas a través del uso eficiente y eficaz de la tecnología después de una catástrofe, capacitar a las víctimas de un desastre, proporcionándoles la información que necesitan para ayudarse unos a otros, aumentar la preparación a través de la formación, la educación y el despliegue de sistemas de gestión de información de desastres antes de que éstos sucedan y proporcionar un entorno propicio para el desarrollo de aplicaciones humanitarias de software de fuentes abiertas que sirvan de apoyo durante las cuatro fases de la gestión de catástrofes:

  • Mitigación. En la que se procura que los riesgos no se conviertan en desastres.

  • Preparación. Ciclo continuo de planificación, organización, formación, dotación de equipamiento, ejercitación, evaluación y mejora.

  • Respuesta. Movilización de los servicios de emergencia necesarios y los primeros equipos de emergencia en la zona del desastre.

  • Recuperación. Reconstrucción de la zona afectada a su estado anterior.

Sahana está dividida en tres componentes:

  • Sahana-Agasti es el proyecto basado en PHP que facilita la gestión de los recursos y la comunicación en todas las fases de gestión de catástrofes mediante una aplicación llave en mano de código abierto que es fiable, escalable, extensible y utilizable por los voluntarios y profesionales.

  • Sahana-Eden es un entorno de desarrollo de emergencia, que permite el despliegue rápido de herramientas personalizadas para apoyar a las cuatro fases de la gestión de catástrofes, así como para proyectos de desarrollo y medio ambiente.

  • Sahana-Mobile constituye la base de código para el iPhone, Android, J2ME, y otras plataformas móviles.

A nivel internacional, Sahana ha sido adoptada por gobiernos nacionales y locales, entre ellos Sri Lanka, Filipinas, Bangladesh, India, Indonesia, Pakistán, Perú, Taiwán, Estados Unidos y China. Más recientemente, los organismos gubernamentales han empezado a colaborar con el proyecto.

Grupos de interés

En la actualidad, Sahana está siendo implementado y utilizado como parte de un esfuerzo importante por parte del Ministerio de Sri Lanka de rehabilitación para gestionar todas las actividades de emergencia que son competencia del Ministerio, incluido el centro de servicios de emergencia frente a desastres nacionales. Anteriormente, Sahana ha sido utilizado en el gobierno de Sri Lanka por el Centro para la Organización Nacional (Center for National Organization, CNO) en 2004 y 2005 como respuesta al tsunami. En 2009 se utilizó por parte del Centro Nacional de Gestión de Desastres y del Ministerio de Servicios de Reasentamiento y de Ayuda frente a Desastres para ayudar en la gestión de personas desplazadas desde el final de la Guerra Civil.

Sahana está orientado a:

  • Los organismos gubernamentales a nivel nacional, provincial, estatal y local

  • Agencias de la ONU, organizaciones de caridad locales e internacionales (ONG)

  • Las comunidades y las víctimas de desastres y catástrofes

  • Empresas de tecnología y los desarrolladores de software

Situación inicial

Concebido durante el tsunami de 2004 en Sri Lanka, el sistema fue desarrollado para ayudar a gestionar la catástrofe y fue desplegado por el Centro de Operaciones Nacionales (Center of National Operations, NCO) del gobierno de Sri Lanka, que incluía el Centro de Agencias Humanitarias (Center of Humanitarian Agencies, CHA). La Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (Swedish International Development Agency, SIDA) proporcionó una segunda partida para la financiación del proyecto.

El tsunami dejó numerosas personas desaparecidas. Era necesario coordinar los grupos de ayuda así como las solicitudes de ayuda por parte de las regiones afectadas. Por otro lado, era necesario realizar el seguimiento de los refugios temporales, campamentos, agua potable, y otros recursos disponibles.

Enfoque y solución propuesta

El enfoque de la solución propuesta por Sahana tiene por objetivo aliviar el sufrimiento tras la aparición de un desastre, proporcionando una gestión escalable de la información, la distribución eficiente de la información, clasificación y cálculo automático (de forma que no haya retraso en la evaluación de la situación), y el seguimiento de la situación en tiempo real (mediante la generación de informes actualizados a medida que se introduzca información en el sistema).

 

graf5

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen de tecnologías y herramientas utilizadas

Sahana ofrece tres módulos básicos que mantienen los datos de grupos, organizaciones y voluntarios que respondieron al desastre (Registro de Organizaciones), ayudan a rastrear y encontrar desaparecidos, fallecidos, heridos y desplazados (registro de víctimas y personas desaparecidas de catástrofes) y realizan el seguimiento de todas las solicitudes de ayuda, apoyo y suministros para garantizar su cumplimiento (gestión de solicitudes).

Adicionalmente, se incluyen los siguientes módulos:

  • Gestión del voluntariado. Gestión de voluntarios gracias a la recopilación de sus habilidades, disponibilidad y asignación.

  • Identificación de víctimas de desastres.

  • Registro de refugios. Seguimiento de la ubicación, la distribución, y capacidad de los refugios de víctimas.

  • Gestión hospitalaria del sistema: Los hospitales pueden compartir información sobre los recursos y necesidades.

  • Ticketing. Registro principal de mensajes (“log”) para procesar los informes y las solicitudes de ayuda entrantes.

  • Toma de decisiones Delphi. Apoya la toma de decisiones por parte de grandes grupos de expertos.

  • Mapeado. Análisis geoespacial y de situación.

  • Mensajería. Envía y recibe las alertas por correo electrónico y SMS.

  • Biblioteca de documentos. Una biblioteca de recursos digitales, como por ejemplo fotografías y documentación generada.

Tecnología y otras herramientas utilizadas:

  • Sincronización

  • Web Services

  • Mensajería

  • Localización

  • Sistemas de Información Geográfica (GIS) y otros estándares abiertos (KML, WMS, GeoRSS, WFS, EDXL, CAP)

  • Accesibilidad mediante dispositivos móviles

  • LiveCD, LiveUSB

  • Portable Apps (aplicaciones portátiles para USB)

  • Máquinas virtuales

Modelo de gobierno de la comunidad

El sistema Sahana ha basado la estructura de su modelo de gobierno en la de la Fundación de Apache. La Fundación de Software de Sahana es una organización basada en miembros, con una junta directiva elegida de entre los miembros. Los proyectos de Sahana son administrados por comités de gestión de proyectos (project management committees, PMC), que inicialmente son establecidos por el consejo de administración, pero luego se convierten en autónomos con alguna supervisión por parte de la junta. Existen dos comités ejecutivos para temas relacionados con el desarrollo de la comunidad y la supervisión financiera.

El papel del comité de gestión de proyectos (PMC) es garantizar que el comportamiento y gobierno de la comunidad es consistente con los objetivos de hacer de Sahana un proyecto de éxito en el ámbito del software de fuentes abiertas. Esto incluye la supervisión operativa, jurídica y de procedimiento sobre las versiones de código liberadas por Sahana. La Fundación ha establecido varios comités de gestión de proyectos (PMC) para gestionar sus proyectos.

Actualmente, el consejo de administración funciona únicamente a nivel de definición de las políticas a seguir, habiendo establecido los estatutos y las estructuras de gobierno de los proyectos que les permitan progresar de manera independiente, sin necesidad de supervisión por parte del consejo de administración.

La licencia incluye:

  1. Sahana-Agasti: GNU LGPL v2.1, GNU LGPL v3

  2. Sahana-Eden: MIT, X, Expat License

Modelo operativo de comunidad

La comunidad de desarrollo de Sahana trabaja sobre la base de una meritocracia, donde las personas que contribuyen al código ganan reconocimiento a través de contribuciones voluntarias, convirtiéndose en colaboradores de código y, posiblemente, en miembros del comité antes de unirse a un proyecto del comité de gestión de proyectos. Cuando un contribuyente se convierte en miembro, se le hace responsable del resultado global del proyecto. En Sahana existe, además de la comunidad de desarrolladores, una comunidad de usuarios.

La costa tan densamente poblada de la ciudad de Nueva York la convierte en una de las ciudades más vulnerables frente a la aparición de huracanes. Como parte del plan de tormentas costeras de la ciudad de Nueva York, Sahana fue elegido para gestionar la infraestructura de instalaciones de evacuación necesarias para albergar a los miles de evacuados en el área metropolitana de Nueva York.

La oficina de gestión de emergencias de la ciudad de Nueva York utiliza una versión personalizada de Sahana, y sobre la versión de 2009 optó por reunir a un equipo de desarrolladores para personalizar y optimizar el software. Los desarrolladores necesarios fueron adquiridos a través de un acuerdo con la Escuela de Estudios Profesionales de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (City University of New York, CUNY). Tanto el código como la documentación desarrollada por la CUNY fueron aportados a la comunidad Sahana.

En otra colaboración del sector público, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos ha desarrollado un grupo de herramientas relacionadas con la medicina, de manera conjunta con el equipo de Sahana, como parte de la asociación de emergencias de los Hospitales de Bethesda.

Modelo de transferencia del conocimiento

El conocimiento se transfiere en base a las operaciones de Sahana: implementación local y previa al despliegue. Ambas situaciones requieren de la participación de personal interno de Sahana o personas afiliadas que estén familiarizadas con los protocolos de información de Sahana. Más que un proceso explícito o formal, el intercambio de información se adapta a la ubicación donde se desarrollará la actividad. En la mayoría de los despliegues, el personal cualificado de Sahana imparte sesiones de formación de manera previa al despliegue, a los voluntarios o empleados de la industria de las TI. Durante el despliegue, en la mayoría de los casos es necesario adaptar los módulos de Sahana-Agasti, para integrar el software local actual con el software de Sahana. Esto requiere la transferencia de conocimientos entre los implementadores de Sahana y el personal local de soporte técnico (por lo general funcionarios públicos del ámbito de las TI) dentro de la zona afectada o país.

Es importante tener en cuenta que los despliegues de Sahana se han basado en el voluntariado desarrollado por los miembros del proyecto y el propio director general.

Modelo de formación

La formación varía en función del tipo de emergencia o desastre, dependiendo de si Sahana dispone o no de una implementación similar a la actual situación de emergencia o de una asociación ya existente dentro de la zona afectada que se puede utilizar en el despliegue.

Inmediatamente después del terremoto de 2008 en Chengdu, en la provincia de Sichuan situada al suroeste de China, tres desarrolladores pertenecientes a la “Lanka Software Foundation” llevaron a cabo un taller de formación. Diez empleados de IBM en China recibieron formación sobre cómo implementar y utilizar Sahana. Inicialmente, los equipos locales en Beijing y Chengdu, compuestos por ciudadanos, personal funcionario y profesionales técnicos dirigieron la formación para garantizar que el personal local entendía y asumía la forma de proceder. A continuación, un gran equipo de desarrolladores y otro tipo de personal incluyendo un equipo con sede en Chengdu acabó haciéndose cargo del esfuerzo de implementación en Chengdu.

Las personas se familiarizaron con las operaciones propias de Sahana y se convirtieron en colaboradores mediante su propia formación.

Al igual que sucede en la mayoría de procesos de incorporación al software de fuentes abiertas, Sahana recomienda seguir estos pasos para convertirse en un contribuyente de código:

  • Suscribirse a las listas de correo.

  • Coordinarse con otros desarrolladores

  • Estudiar la documentación existente

  • Participar en las discusiones de carácter técnico de cada subproyecto

  • Empezar a contribuir realizando aportaciones de código

Planificación

La planificación oficial se lleva a cabo en el encuentro anual de miembros y en las reuniones de la Junta de Directores. La junta es relativamente nueva y sólo ha habido una reunión anual hasta el momento. Sahana dedica tiempo a la planificación continua a través del uso de email. A nivel de proyecto, se realiza planificación de manera continua.

Herramientas utilizadas para la creación de la Comunidad

En la creación de la comunidad Sahana se utilizan herramientas básicas de comunicación. Entre ellas se encuentran las listas de correo y las herramientas tipo chat. El foro en el que poder realizar preguntas, desarrollado mediante la herramienta Launchpad, no está siendo aún demasiado efectivo como forma de comunicación entre las personas que tengan dudas acerca de Sahana.

En tiempos de crisis frente a desastres, la comunidad de desarrolladores Sahana también ha utilizado el programa Skype para crear reuniones virtuales que sirvan de apoyo a la internacionalización del software.

Gestión del cambio

A bajo nivel, los problemas de software que necesitan ser solucionados durante el despliegue son reportados tanto en la lista de correo de los usuarios como en la de desarrolladores. Una persona del equipo central asume la responsabilidad de incorporar los errores al módulo de gestión de fallos. A partir de ese momento, la comunidad puede proporcionar los parches (que solucionen los errores) al equipo encargado del despliegue.

A menudo, los nuevos módulos son desarrollados para una implantación específica (por ejemplo, el módulo de reporte de la situación, durante el ciclón Sidr en Bangladesh). Este código se devolvió a la comunidad para su examen por parte del comité de gestión de proyectos, para fusionarlo con el código base principal.

Del mismo modo, las mejoras sobre las funcionalidades existentes se hacen a menudo durante las implantaciones, para satisfacer las necesidades específicas de la situación de servicio como el seguimiento de los desembolsos financieros que se vinculó al registro de víctimas del desastre (disaster victim registry, DVR) para el despliegue de Perú. De nuevo, el código debe ser devuelto a la comunidad para su consideración por parte del PMC, para fusionarlo con el código base principal.

A un nivel superior, el consejo de administración ha dotado al consejero delegado de autoridad suficiente como para tomar las decisiones de máximo nivel sobre la organización. Cada uno de los proyectos de Sahana cuenta con sus propias comisiones de gestión de proyectos que son autónomas, por lo que la fundación y sus miembros y directores no entran a hacer cambios sobre el desarrollo.

Resultados

Desde su creación, la Fundación de Software de Sahana ha implantado software en 14 situaciones de emergencia o de ayuda humanitaria frente a desastres y catástrofes:

  1. Tsunami, Sri Lanka – 2005. Oficialmente desplegados por el “Center for National Organization” CNO. Se realizó el seguimiento sobre 26.000 familias aproximadamente.

  2. Terremoto de Kashmir, Pakistán – 2005. Oficialmente desplegados e integrados con NADRA del gobierno de Pakistán para el seguimiento de todas las víctimas.

  3. Corrimientos de tierras, Filipinas – 2005. Oficialmente desplegado por el gobierno, para realizar el seguimiento de las víctimas, organizaciones y asentamientos.

  4. Terremoto de Yogjakarta, Indonesia – 2006. Desplegado por ACS, del Gobierno de Indonesia.

  5. Ciclón de Sidr, Bangladesh – 2007.

  6. Terremoto en Ica, Perú – 2007.

  7. Inundaciones en Bihar, India – 2008.

  8. Terremoto en la provincia de Chendu-Sitzuan, China – 2008.

  9. Centro Nacional de Gestión de Desastres & Ministerio de Servicios de Reasentamiento y de Ayuda frente a Desastres, Sri Lanka – 2009.

  10. Terremoto de Haití – 2010.

  11. Terremoto de Chile – 2010.

  12. Inundaciones en Pakistán – 2010.

  13. Huracán en Veracruz, México – 2010.

  14. Inundaciones en Venezuela – 2010.

Beneficios

Las soluciones tecnológicas de Sahana facilitan la gestión de los recursos y las comunicaciones en todas las fases de la gestión de catástrofes. Con sus características actuales, incluida la gestión de voluntariado, la identificación de las víctimas del desastre, el registro de los asentamientos, el sistema de gestión hospitalaria, “ticketing”, mapas geoespaciales y el módulo de mensajería, Sahana ha aumentado la efectividad en la creación de vínculos entre el personal de emergencia sobre el terreno y las víctimas de un desastre con los recursos disponibles para la ayuda.

Aspectos clave del éxito

Se deben tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Dedicar tiempo a entender los requisitos de la organización objetivo y reflejarlos por escrito.

  • Comprender el problema en primer lugar, y comprobar si encaja entre las funcionalidades de Sahana.

  • Comprender el nivel de conocimientos acerca de TI y el lenguaje del público objetivo.

  • Comprender los problemas de seguridad de la organización objetivo al principio del proceso y estudiar cómo Sahana puede darles solución.

  • Comprender los problemas de seguridad de la organización objetivo desde el principio de la relación.

  • Asegurar que los beneficiarios han recibido ayuda.

  • Implantar Sahana en un entorno cómodo para la organización objetivo.

  • Implantar Sahana en un entorno estable.

  • Utilizar los gestores de errores y recopilar las solicitudes de cambio para priorizar y programar las tareas a realizar

  • Entender claramente las necesidades de mantenimiento y formación, y asegurar que alguien es responsable de las mismas.

  • Utilizar servidores de prueba y un proceso de actualización de las solicitudes de cambio.

  • Comprender los enfoques actuales de respuesta frente a desastres (código de conducta de Cruz Roja).

Lecciones aprendidas

Sahana fue creado en respuesta a los desastres y como resultado, su comunidad está compuesta por desarrolladores de código abierto de todo el mundo en zonas de despliegue y previas al despliegue. La comunidad, por tanto, está desarrollando soluciones para las necesidades específicas de las víctimas o los organismos involucrados en la gestión de desastres naturales o en la prevención de los mismos. En consecuencia, hay lecciones aprendidas tanto por parte de la comunidad que no participa directamente en la gestión de desastres, como por parte del personal de la comunidad sobre el terreno, que se encuentra implantando el software de Sahana.

Las lecciones aprendidas por parte de la comunidad, de manera previa a la implantación son:

  • La meritocracia de Sahana, descrita en el apartado del modelo operativo de la comunidad, han estimulado y recompensado a los colaboradores voluntarios y como resultado, ha aumentado la retención de desarrolladores por parte de la comunidad.

  • El hecho de invitar a los desarrolladores a ser miembros de un comité de proyecto favorece la retención de los mismos por parte de la comunidad.

  • La divulgación de la comunidad a través de programas académicos y de asociaciones crea un flujo constante de incorporación de nuevos desarrolladores a la comunidad.

  • El uso de lenguajes de programación conocidos (PHP) permite que incluso los programadores novatos puedan realizar aportaciones significativas e involucrarse en la comunidad más rápidamente.

Las lecciones aprendidas por parte de la Comunidad, a lo largo de la implantación son:

  • La disposición de un proceso de calidad, para el seguimiento y corrección de errores.

  • Los gestores de incidencias, que permitan priorizar y planificar las tareas para su resolución.

  • La disposición de un equipo asignado para garantizar el cumplimiento de los hitos y entregas en plazo.

  • La facultad para entender las necesidades de mantenimiento y de formación y garantizar que hay un grupo de apoyo responsable de estas funciones, una vez se ha realizado la implementación.

  • La capacidad para entender el problema y analizar si Sahana es adecuado o no para dar solución al mismo.

  • La inversión de tiempo en comprender los requisitos y obtenerlos por escrito, lo que permitirá planificar las tareas de manera más sencilla.

  • Las reuniones son más eficaces en persona que en remoto.

  • Entendimiento de la terminología y vocabulario técnico empleados por el personal que vaya a utilizar Sahana para la gestión de desastres.

Barreras encontradas en la implementación de la Comunidad

No se ha identificado ninguna.

Barreras en el mantenimiento de la comunidad

El abandono del proyecto por parte de las personas implicadas se produce cuando las personas cambian de puesto de trabajo, o cambian los intereses en el proyecto Sahana. La meritocracia puesta de relieve en el modelo de funcionamiento de la comunidad fomenta y recompensa las contribuciones voluntarias, mediante la invitación a los colaboradores a ser miembros de un comité de gestión de proyectos. Sahana solía tener colaboradores pero a medida que se ha evolucionado a un sistema distribuido de control de versiones (mediante la herramienta “Bazaar Version Control”), esta filosofía no se ajusta realmente al modelo de desarrollo. Al final, las personas pueden ser invitadas a ser miembros de la Fundación de Software de Sahana, lo que les da derecho a votar y ser elegidos miembros de la junta directiva, pero queda por ver si esto será suficiente para retener a los miembros en el proyecto.

El alcance del proyecto sobrepasa la comunidad, a través de iniciativas como “Google Summer of Code”, programas académicos como “Humanitarian Free/Open Source Software” (HFOSS), “SahanaCamps” y “CrisisCamps”, que generan cierto interés en Sahana, con cerca de un 10% de los colaboradores de código que permanecen en el proyecto, por lo que los colaboradores principales rotan con frecuencia. Hay un pequeño núcleo de personas que han sido los principales colaboradores durante años. Muchos de ellos participan en la gestión global de los proyectos de software, pero otros son menos activos en cuanto a las tareas relacionadas con el desarrollo y mantenimiento del código.

Tras adoptar con éxito el software de Sahana se produce la preocupación acerca de la sostenibilidad. Aunque el software será siempre libre, parte de la creación de un proyecto sostenible de software de fuentes abiertas incluye la comercialización exitosa y viable de un producto, con una industria de servicios que lo rodea. Sin embargo, a pesar del éxito y el reconocimiento que la Fundación de Software de Sahana ya ha recibido, no ha habido una aceptación generalizada por parte del usuario, que sea suficiente para generar una demanda adecuada para el crecimiento generalizado de la industria; simplemente el producto no está siendo implantado con suficiente rapidez. Uno de los factores que está dificultando el desarrollo de la explotación generalizada de Sahana es la falta de un sector de servicios asociados que lo apoyen.

Recomendaciones en la creación de una comunidad, modelo de gobierno, de mantenimiento y operativo de la comunidad

Véase Lecciones aprendidas

Resumen ejecutivo del estudio de caso

Sahana se originó a través de la colaboración de los profesionales de TI en Sri Lanka y en todo el mundo para ayudar a las víctimas del tsunami del 26 de diciembre 2004 en Indonesia. En octubre de 2009, la gestión de esta comunidad de software de fuentes abiertas para la gestión de desastres, a través del patrocinio de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (Swedish International Development Agency, SIDA), IBM y la Fundación Nacional de la Ciencia (National Science Foundation, NSF), hizo que se le otorgara a la Fundación de Software de Sahana una clasificación como organización sin fines de lucro. Sahana se ha desplegado con éxito en 14 situaciones de catástrofe, así como en varios casos en los que sirve para ayudar a prevenir y prepararse ante la amenaza de que se produzca una catástrofe.

Sahana se apoya principalmente en la donación de fondos, la infraestructura y los recursos de las organizaciones de la industria de las TI (por ejemplo, Google, IBM, Sri Lanka Telecom IDC), el gobierno (por ejemplo, la NSF, SIDA) y el sector de las organizaciones sin fines de lucro (por ejemplo, Programa Mundial de Alimentos, Lanka Software Foundation). Mediante el establecimiento de equipos sobre el terreno que dan formación a los profesionales de TI en la zona donde se ha producido el desastre, Sahana ha integrado con éxito a trabajadores de la industria de las TI, los agentes gubernamentales, los voluntarios y los recursos disponibles. Este esfuerzo no sólo alivia el sufrimiento de las víctimas, sino que permite una comunicación más eficiente entre las administraciones y mejora la consistencia del software de Sahana.

Basada en gran medida en el modelo de meritocracia utilizado en la comunidad de la Fundación Apache, la comunidad de desarrolladores y usuarios está dirigida por la Junta Directiva de la Fundación de Software de Sahana y por los comités de gestión de proyectos. Este modelo de gobierno dirige tres proyectos internos principales en Sahana: Sahana-Agasti, Sahana-Eden y Sahana-Mobile.

En general, los gobiernos de todo el mundo se han beneficiado o podrían beneficiarse del software de Sahana sin tener que realizar ninguna inversión financiera. A medida que el proyecto ha madurado, se ha ganado la confianza y el interés de los organismos gubernamentales para la implementación permanente dentro de sus operaciones para la gestión de emergencias. Más recientemente, en los Estados Unidos, el gobierno ha comenzado a contribuir al esfuerzo que suponen las tareas de desarrollo de código.

El proyecto Sahana ha hecho un llamamiento a la industria de software de fuentes abiertas para ayudar a desarrollar un modelo de negocio en colaboración, que permita la comercialización viable de un producto a través de una industria de servicios asociados y al mismo tiempo pueda continuar el desarrollo del proyecto, manteniendo sus principios humanitarios.