Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.

E-mail Imprimir
Indice del artículo
Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.
Introducción
Trisano
Connect
NCOMS
LEADR
Sahana
PloneGov
Worldwind
Plinkit
Forjas de SFA
Conclusiones
Recomendaciones
Tendencias
Agradecimientos

logoleadr

“El éxito de la creación y continuación del proyecto LEADR ha dado lugar a una plataforma operativa madura y estable para el intercambio de información policial y judicial adoptado en tres estados y cientos de administraciones locales.”

Persona de contacto: Edward Blackburn, Program Manager. South Carolina Research Authority (SCRA). Estados Unidos

Descripción del proyecto

LEADR (Law Enforcement Automated Data Repository) es un sistema de código abierto que está compuesto por un conjunto de herramientas de recogida y de intercambio de información. Fue diseñado inicialmente por varios administraciones locales para compartir información policial y judicial sobrepasando fronteras y en la actualidad está siendo utilizado por cientos de administraciones del sudeste de los Estados Unidos.

LEADR es una suite de software de fuentes abiertas para la distribución eficaz y eficiente de información crítica de aplicación de la ley. Sus principales elementos son:

  • Sistema de datos compartidos. La información debe ser compartida para aumentar su valor, principalmente cuando se trata de analizar los patrones delictivos o los vínculos entre las personas, los bienes, direcciones o números de teléfono. El componente de intercambio de LEADR permite anticiparse a potenciales actividades criminales y terroristas.

  • Sistema integrado de recogida de datos vía web. Las administraciones encargadas del cumplimiento de la ley, se han esforzado en encontrar una solución amigable donde se pueda albergar información policial o judicial fácil de usar, comprensible y rentable para pequeñas administraciones. Mediante el uso de un sistema integrado de código abierto de recogida de datos vía web, las administraciones tienen la capacidad de integrar la información rápidamente de una manera rentable sin tener que estar ligadas a un proveedor específico.

  • Portal compartido de LEADR. Se trata del portal donde se almacena y comparte la información. Esto permite a las Autoridades de Planificación Regional (APR) integrar la información de los sistemas de recogida de datos vía web en el portal. Esta funcionalidad permite a la APR continuar ampliando el intercambio de información a nivel local, estatal y federal.

  • Informes y recogida de datos sobre bandas criminales. Esta herramienta sirve de ayuda para los agentes especializados en el cumplimiento de la ley, en su lucha contra la creciente amenaza de la violencia por parte de las bandas criminales dentro de su jurisdicción, así como compartir esta información crítica con otros organismos a nivel nacional. Se trata del primer repositorio que permite a las fuerzas del orden acceder a los archivos sobre bandas criminales y organizaciones terroristas del FBI, sistemas con los que se integra LEADR a la perfección. La herramienta proporciona la identificación de los miembros de las bandas, los bienes asociados, vehículos y lugares relevantes.

  • El Módulo de Reporte de Actividades Sospechosas. Una herramienta diseñada para que los agentes del orden puedan registrar las actividades sospechosas antes de que se puedan considerar como peligrosas. Estos informes se integran en el sistema Web de recogida de datos para que puedan ser convertidos con facilidad en informes de incidentes cuando sea necesario.

Actualmente LEADR, está siendo utilizado por cientos de administraciones encargadas de la aplicación de la ley en múltiples Estados y donde se registran alrededor de 20.000 consultas al mes.

Grupos de interés

Administraciones Estatales y locales con necesidad de intercambiar información para prevenir, investigar y resolver crímenes de cara a poder responder a los incidentes contando con una mayor información. Las entidades incluyen las administraciones Estatales y locales, los departamentos del sheriff del condado, las cárceles y prisiones, agentes de libertad vigilada, policías e investigadores criminales.

El proyecto LEADR tiene los siguientes grupos de interés:

 

  • Administraciones estatales, actuando como Centros de Fusión. El Estado de Tennessee, el de Carolina del Sur y Arkansas albergan el sistema para cada estado y proveen el software sin coste alguno al resto de las administraciones que deseen utilizarlo. Actúan por tanto de aglutinadores de la documentación y los recursos del proyecto, poniéndolos a disposición del resto de administraciones.

  • Administraciones locales para el cumplimiento de la ley. La policía de la ciudad y los departamentos del sheriff del condado utilizan el sistema para intercambiar datos locales con los demás.

  • Organización no gubernamental encargada de la gestión de los acuerdos. Se trata del departamento de investigación de Carolina del Sur que actúa en el proyecto como asesor fiscal.

  • Asistencia del Programa federal. El centro nacional de tecnologías para el cumplimiento de la ley (NLETC SE) aportó personal para favorecer el uso del software entre otras administraciones.

  • Proveedores comerciales que prestan servicios de TI y la Corporación de Investigación Científica (SRC). Se trata de un contratista del gobierno con aproximadamente 1.500 empleados, algunos de los cuales cuentan con habilidades técnicas en el campo del software de fuentes abiertas.

graf4

Situación inicial

La información se considera como algo esencial para poder resolver los crímenes. Debido a la existencia de jurisdicciones criminales, la información esencial debe ser de fácil acceso para los agentes del orden. El problema se identificó cuando dos condados vecinos en el estado de Carolina del Sur se dieron cuenta de que si hubieran compartido información durante unos acontecimientos sucedidos en esos dos condados, se habrían podido salvar vidas. En ese momento los sistemas de cada condado utilizados no fueron capaces de intercambiar información con facilidad.

Enfoque y solución propuesta

Partiendo de la base de que los recursos eran limitados para invertir en un nuevo sistema, el personal de TI del condado determinó que podían hacer uso del software de fuentes abiertas para construir un sistema capaz de compartir información entre sus organizaciones sin que las administraciones tuvieran que invertir en ningún cambio en los sistemas de información. El estado de Carolina del Sur comenzó a interesarse en realizar inversiones para crear un recurso a nivel estatal disponible para todos los condados. En 1999, Carolina del Sur se asoció con el estado de Tennesse para solicitar una subvención de fondos federales para ampliar el proyecto.

El Centro de Fusión del estado de Tennesse, observó la necesidad de llevar la información policial y judicial de todo el estado rápidamente a través de una interfaz de usuario intuitiva y basada en la web.

En respuesta a este interés, el Departamento de Investigación de Carolina del Sur (SCRA) y su miembro del equipo científico de la Corporación de investigación (SRC) apoyó la visión del estado de Tennesse mediante la creación de un sistema basado en un repositorio de datos de información policial y judicial automatizado (LEADR) que permitiera a los integrantes compartir e integrar la información.

Tanto el estado de Tennesse como el de Carolina del Sur acogerían el sistema en sus instalaciones y proveerían a cualquier administración local que desee utilizar el software sin coste alguno.

Resumen de tecnologías y herramientas utilizadas

La suite incluye:

  • Metodología ágil para el desarrollo del software.

  • Redmine para el control de la configuración.

  • Java.

  • Un Sistema de Gestión de Proyectos Personalizado.

Modelo de gobierno de la comunidad

Las decisiones importantes con respecto a cambios o mejoras significativas en el sistema son impulsados por el socio que sea capaz de invertir en dichas mejoras.

Licencias y acuerdos: El sistema LEADR se basa en la tecnología de código abierto y es considerado por el equipo del proyecto como una fuente libre y abierta para cualquier administración del orden público que desee utilizarlo. No utiliza una licencia aprobada por OSI, sino que el proyecto ha creado su propia licencia; la licencia abierta para la justicia penal donde se prohíbe el uso comercial.

Modelo operativo de comunidad

Las mejoras que supongan un cambio importante en el sistema son impulsadas por el socio que tenga posibilidades de invertir fondos para el desarrollo de dichas mejoras.

El socio comercial (SCR) es el que genera la mayor parte del código. La comunidad funciona igual que en el modelo de desarrollo de la comunidad original, donde las necesidades del usuario final, las pruebas y las aceptaciones se realizan a través de una metodología ágil de desarrollo de software.

Todas las mejoras y actualizaciones del software se comparten con todos los miembros de la comunidad.

Modelo de transferencia del conocimiento

El software LEADR está disponible para cualquier administración del orden público que desee utilizarlo, libre de derechos de licencia, bajo la licencia abierta LEADR. El modelo de formación es un componente importante para la transferencia del conocimiento, tal como se detalla en el siguiente apartado.

Modelo de formación

La formación se imparte a través del proveedor comercial SCR, gracias a un sitio web habilitado desde donde se imparte la formación con un instructor. Los módulos principales de formación están orientados a los administradores de sistemas y a la resolución de incidencias. Asimismo, se dispone de un proceso de certificación en línea que prueba que los usuarios finales comprende el sistema LEADR y asegura a la administración que la formación ha sido eficaz y su personal está totalmente capacitado para utilizarlo.

El proceso de formación incluye un proceso por el cual el que recibe la formación estará encargado de formar a los demás usuarios de su administración, así se garantizan tener una persona en la organización que puede seguir capacitando al personal nuevo y proporcionar apoyo informativo, eliminando la necesidad de volver a recibir la formación por el proveedor.

Planificación

Se produce como parte del proceso de gobierno tal como se indica anteriormente.

Herramientas utilizadas para la creación de la Comunidad

Se ha utilizado un número muy limitado de herramientas para la creación de la comunidad. Las llamadas telefónicas, emails y las relaciones profesionales entre los socios del proyecto que han trabajado juntos con anterioridad fue un factor clave en la creación de la comunidad. La participación y presentación en conferencias específicas de la industria también han contribuido a construir la comunidad.

Gestión del cambio

Se realiza la gestión de cambios a través del sistema de software Redmine.

Resultados

El éxito de la creación y continuación del proyecto LEADR ha dado lugar a una plataforma operativa madura y estable para el intercambio de información policial y judicial con la adopción en tres estados y cientos de administraciones locales. Los estudios de caso sobre delitos resueltos y prevenidos se han atribuido directamente a la utilización del sistema LEADR.

Beneficios

Los costes del sistema son bajos ya que se trata de un sistema que se basa en soluciones existentes.

Se pueden destacar los siguientes beneficios:

  • Efectivo. Cumple con las normas nacionales, identifica sospechosos, vehículos y bienes.

  • Económico. La licencia del software no implica ningún coste.

  • Interoperable. Se integra fácilmente con las bases de datos y sistemas existentes a nivel federal, estatal y local.

  • Fácil de usar. Los usuarios finales sin perfil técnico pueden utilizar el sistema fácilmente, ya que es intuitivo y está basado en la Web.

Aspectos clave del éxito

Un facilitador importante y poseedor de la marca y la estrategia de LEADR es el Departamento de Investigación de Carolina del Sur (SCRA). La cartera de servicios del SCRA también incluye el desarrollo de colaboraciones personalizadas dentro de la industria, el gobierno y la docencia.

SCRA sirvió de gran ayuda como el primer proveedor que desarrolló el código base para el proyecto LEADR. Además ha permitido mantener el esfuerzo económico tras la inversión inicial por parte el Instituto Nacional de Justicia (NIJ). Entre las funciones de la SCRA se incluyen las de facilitar la financiación, la negociación de los términos legales con el gobierno federal, la adquisición de servicios de desarrollo para mejorar el código base y la gestión de los procesos asociados.

La adopción con éxito de la solución hasta el momento se atribuye a su bajo coste y elevada facilidad de uso, la falta de necesidad de sustituir los sistemas existentes a nivel local, los sistemas de interoperabilidad y estándares abiertos, así como el cumplimiento de estándares de datos específicos de la industria que permiten el intercambio de información con las administraciones federales como el FBI.

Lecciones aprendidas

El desarrollo del software se realiza a través de una metodología de desarrollo ágil, lo que proporciona un proceso eficaz que incluye al usuario final durante todo el proceso.

El éxito temprano del proyecto se debe principalmente a que se seleccionaron socios que ya habían trabajado juntos con anterioridad. Al iniciarse el proyecto a pequeña escala (de forma regional), dentro de un grupo de confianza, se produjo la situación ideal para ganar fuerza y alcanzar importantes avances en el desarrollo de una serie de módulos útiles para el sistema.

Para la implementación del proyecto en la administración pública, se considera necesario que antes de llevar a cabo cualquier acuerdo interinstitucional de intercambio de datos, se ponga en marcha un plan de viabilidad para conocer si se puede aplicar técnicamente el proyecto.

Barreras encontradas en la implementación de la Comunidad

El crecimiento de la comunidad se produjo lentamente al inicio del proyecto. Las administraciones participantes estaban dispuestas a compartir sus experiencias, pero no tenían el tiempo o los recursos para realizar las tareas de marketing y divulgación necesarias para construir la comunidad.

El socio comercial SRC, que podría haber sido de gran ayuda para realizar la divulgación o comunicación, se limitó en su lugar a cumplir con el desarrollo de software y el mantenimiento del SCRA. El plan de comunicación realizado por la SCRA estuvo algo limitado debido a los problemas de financiación.

Barreras en el mantenimiento de la comunidad

Las prioridades cambiaron en el Instituto Nacional de Justicia (NIJ) de los Estados Unidos en cuanto a temas de financiación, lo que afectó directamente a la comunidad. Tras un cambio de liderazgo en el NIJ en 2009, se decidió cerrar casi todos los centros regionales de asistencia tecnológica, incluyendo el NLECTC SE. Se redujeron los puestos de trabajo relacionados con el crecimiento de la comunidad, por lo que se generó una gran incertidumbre sobre quién sería el nuevo encargado de liderar el crecimiento de la comunidad.

Recomendaciones en la creación de una comunidad, modelo de gobierno, de mantenimiento y operativo de la comunidad

El proyecto LEADR ofrece una solución técnica sólida que resuelve un problema concreto. Sin embargo, no se consideró la forma de hacer perdurar el proyecto a lo largo del tiempo, una vez agotada la inversión inicial.

La sostenibilidad de una comunidad debe incluir un conocimiento razonable del mercado para asegurar que la aplicación sigue disponiendo de una masa crítica suficiente para el mantenimiento y la inversión en nuevas funcionalidades. Esto conlleva el riesgo de perder el apoyo de socios comerciales en el proyecto, en caso de que el proyecto deje de ser viable desde el punto de vista de negocio.

De todos los estudios de casos analizados en este documento, el sistema LEADR ha sido el que menor publicidad le ha dado a la comunidad y del que existe menos información disponible, lo que se entiende claramente como una barrera para hacer crecer la comunidad. Esto se debió principalmente a que ninguno de los socios del proyecto tenía experiencia previa en las comunidades de software de fuentes abiertas.

Recientemente, la relación entre la organización no gubernamental y el socio comercial ha cambiado, lo que permite una mayor libertad para el socio comercial para identificar los posibles nuevos socios o miembros de la comunidad. Esto ha permitido que el socio comercial amplíe sus oportunidades de negocio, ofreciendo servicios de desarrollo, formación y mantenimiento. Es probable que en el futuro las herramientas estándar como los wikis abiertos, los foros y documentación online puedan acelerar el crecimiento de la comunidad de usuarios.

Resumen ejecutivo del estudio de caso

Basándose en el éxito de un pequeño proyecto de software de fuentes abiertas, dos estados de los Estados Unidos invirtieron conjuntamente en el desarrollo de un nuevo sistema de intercambio de información bajo una licencia de código abierto, para las administraciones responsables del cumplimiento de la ley. En 1999 una subvención del Instituto Nacional de Justicia financió el desarrollo adicional para el proyecto. Hoy tres estados están utilizando el sistema LEADR en sus administraciones para la recogida y análisis de la información en beneficio de la seguridad pública y el intercambio de datos a disposición de cualquier administración local sin coste alguno.

En la creación del proyecto han participado muchas organizaciones. Además de los usuarios de las administraciones responsables del cumplimiento de la ley, estuvieron involucrados otros agentes en la adquisición de los fondos necesarios para ampliar el proyecto más allá de sus inicios, como son un socio comercial, un socio del programa federal y un senador.

El éxito del proyecto atrajo la atención de los Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) a finales de 2008. El DHS ha financiado muchos proyectos de TI y considera que el software de fuentes abiertas puede jugar un papel en su estrategia para realizar inversiones eficaces en I+D.

La principal barrera para la expansión del proyecto parecía ser la falta de recursos dedicados a hacer la promoción y difusión de la comunidad. Mientras las fuerzas del orden estaban ocupadas en el cumpliendo de su misión de seguridad pública, actividades como la promoción y difusión no estaban dentro de sus competencias. Una vez demostrado que este proyecto permite alcanzar los objetivos operativos, se hace patente la necesidad de modificar el modelo de forma que se permita mantener el software a lo largo del tiempo, así como la comunidad asociada.

El reciente interés suscitado por el proyecto, el cambio en la relación entre los socios, y el aumento generalizado en cuanto a la aceptación del software de fuentes abiertas por parte de las administraciones del gobierno de los Estados Unidos vaticinan una mejor perspectiva a largo plazo para la comunidad LEADR.