Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.

E-mail Imprimir
Indice del artículo
Comunidades de liberación de código de software de fuentes abiertas en la Administración Pública.
Introducción
Trisano
Connect
NCOMS
LEADR
Sahana
PloneGov
Worldwind
Plinkit
Forjas de SFA
Conclusiones
Recomendaciones
Tendencias
Agradecimientos

Forjas de SFA en la AA.PP

Tras entrevistar a personal clave de varias forjas se hizo evidente que una forja no puede crear por sí sola el tipo de comunidad que hemos analizado a través de este estudio. Una forja permite crear la infraestructura crítica en la que puede producirse el desarrollo de software, pero no están diseñadas para crear comunidades, sino para servir de apoyo a las actividades de desarrollo de software.

El estudio se ha centrado en las comunidades de colaboración por lo que, a pesar del interés por conocer las forjas en el ámbito de la administración pública, éstas deben ser consideradas fuera del alcance, y ser analizadas en un estudio más profundo al respecto.

Con el fin de recopilar algunos de los puntos clave de un modelo de forja, a continuación se presenta un breve resumen de la información recogida durante el estudio de dos forjas creadas por la administración pública:

1) La forja del Estado de Idaho (Estados Unidos).

Se trata de uno de los pocos administraciones locales de los Estados Unidos que ha creado un entorno de estas características para su uso por parte de las administraciones locales.

El objetivo principal de la forja por parte del organismo encargado de la misma es facilitar determinados desarrollos de código a otros organismos que no tienen los

recursos necesarios para realizarlos de manera individual. También se ofrece como un recurso para las administraciones que deseen hacer su desarrollo de software propio, evitando la necesidad de realizar la inversión necesaria para crear su propia infraestructura, puesto que tienen disponible la de la forja de manera gratuita. Se trata básicamente de una estrategia de servicios compartidos.

A pesar de que la forja proporciona una manera de hacer el desarrollo del código en colaboración, de forma que se comparta el código desarrollado, no siempre se basa en código abierto ni genera código de fuentes abiertas.

Por otro lado, el estado carece de una estrategia definida para generar código abierto, por lo que incluso a pesar de que el software creado pudiera ser liberado bajo licencia de código abierto, el estado no dispone de la autoridad legal suficiente para hacerlo.

A pesar de que existen plataformas de fuentes abiertas para trabajar en colaboración, como por ejemplo Subversion, Illinois eligió trabajar con un producto de código propietario, desarrollado por una empresa local. El coste del software y de poner la forja en marcha fue asumido por la empresa estatal de tecnologías de Iowa (“Iowa Information Technology Enterprise” - ITE) en el Departamento de Servicios Administrativos (“Department of Administrative Services” - DAS).

Para Iowa se trata de una estrategia a corto plazo para ahorrar dinero en hardware, redes y herramientas a través de un entorno de servicios compartidos, con la esperanza de que a largo plazo las administraciones utilicen voluntariamente la infraestructura y compartan el código desarrollado internamente.

Actualmente, la Forja de Iowa está siendo utilizada por una amplia comunidad formada por personal de la administración pública. El acceso y la participación a la forja se limita al personal del sector público.

2) La forja de Forge.mil (Estados Unidos).

Forge.mil es bien conocido en Estados Unidos por ser una una forja “cerrada” que es utilizada por el Departamento de Defensa (DoD). Se lanzó en febrero de 2009 y fue financiada por el Departamento de Defensa, en concreto por el Departamento de Administración de Servicios de Información (“Department of Information Services Administration” - DISA). En septiembre de 2010, la forja contenía más de 600 proyectos del Departamento de Defensa (que en su mayor parte eran de uso interno), y contaba con más de 6.000 usuarios registrados.

Fruto de las entrevistas con el personal clave del proyecto, se calificó el caso de forge.mil como un éxito, que contaba con muchos defensores que fomentan los valores del desarrollo de software de fuentes abiertas. A medida que el proyecto ha ido creciendo con el tiempo, los expertos indican que no se trata tanto de un proyecto de software de fuentes abiertas sino de un proyecto de trabajo colaborativo.

La forja se creó y sigue siendo gestionada por la empresa privada CollabNet. Forge.mil se proporciona de forma gratuita a cualquier administración dentro del Departamento de Defensa que desee utilizarlo. Si una administración desea tener su propia implementación de la forja, la empresa CollabNet ofrece servicios de pago al respecto.

A pesar de la promoción que se le dio desde el principio como una forja de software de fuentes abiertas, el espíritu inicial como una plataforma libre y abierta fue convirtiéndose poco a poco en un modelo menos accesible de pago por servicio. La comunidad de código abierto y las empresas privadas interesadas en contribuir o acceder a los proyectos dentro de la forja han tenido dificultades para obtener la autorización que les permita acceder al código fuente. Forge.mil requiere una autorización de seguridad, independientemente de si el proyecto específico está clasificado (y por tanto su contenido se considera secreto) o no. Además, no todo el software desarrollado en la forja es de código abierto, ni existe acceso libre debido a la naturaleza "cerrada" de la forja.

En los últimos dos años, un activo grupo de proveedores del Departamento de Defensa ha creado una comunidad propia denominada mil-oss.org. En ella se producen conversaciones entre programadores altamente cualificados, acerca de cómo colaborar de manera más eficaz en los proyectos del Departamento de Defensa que no son considerados confidenciales, dentro del entorno colaborativo de esta comunidad.

Su principal herramienta de colaboración para el intercambio de información es una solución gratuita desarrollada por Google. Más recientemente, los expertos del Departamento de Defensa en esta materia han tomado un papel activo en esta nueva comunidad. Se trata de una comunidad de desarrollo de código abierto con una actividad más visible, compuesta principalmente por los proveedores del Gobierno de los Estados Unidos relacionados con las TI en el ejército de EEUU.