Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Ikusnet

E-mail Imprimir

CASO DE ÉXITO. Fecha: Julio de 2008

magazine

Daniel Armendáriz, Líder de Conocimiento, Grupo Ikusnet

Colaboración para el crecimiento del SFA.

El grupo de PYMES adopta un modelo de trabajo Open Source, amplía su intervención en proyectos y recibe la confianza de instituciones y empresas.

Situación

El grupo Ikusnet reúne a empresas de base tecnológica repartidas en España. Está conformado por diez pymes: Copiar-Pegar, ErgoRed, EquusDigital, FreeSystems, iGesTec, Ikusnet, Ikuszen, IncludeTIC, Jakinbidea, y Sharika. Cerca de 40 personas trabajan hoy para el Grupo, y la facturación en conjunto es de aproximadamente 1,1 millón de euros.

Daniel Armendáriz, periodista, economista y Líder de Conocimiento del Grupo Ikusnet se refiere a los orígenes del grupo en los siguientes términos: “El Ikusnet como tal nació en el año 2000. No nos vendíamos como una empresa de software libre, dado que hacíamos proyectos llave en mano. Sin embargo, fuimos constatando que era un elemento diferenciador frente al mercado. En el año 2003, conociendo el tejido empresarial del software libre, pusimos en marcha un proyecto que se llamaba Grupo Ikusnet que consistía en consolidar, a través de una serie de pymes, un grupo empresarial que nos permitiese crecer, y afrontar proyectos más grandes que los que estábamos acometiendo en ese momento”

Entre 2004 y 2006 se trató de identificar a las personas, o referentes dentro de la comunidad del software de fuentes abiertas (SFA) con las que Ikusnet trabajaba y se les propuso aumentar y organizar una empresa, bajo los auspicios de Ikusnet.

Hasta ahora el grupo actuaba legalmente a través de Ikusnet, pero en 2008 se ha establecido un acuerdo de consorcio, a través del cual se prevé que en un plazo de tres años las personas integrantes del grupo acaben siendo socias de Ikusnet, informa Armendáriz.

Estaba claro que, además de generar mayores negocios para todas las empresas miembro, se quería adquirir la capacidad de dedicar importantes esfuerzos a I+D. La pregunta era: ¿qué modelo organizativo podía generar las sinergias necesarias?

 

Solución

Posiblemente influenciados por la experiencia en asociacionismo Open Source con la que algunos de sus miembros contaban, el grupo adoptó una metodología de trabajo que se asienta en la cooperación y la horizontalidad para la toma y aplicación de decisiones.

“Funcionamos por cuatro Comunidades de actividad: una Comunidad de Gestión, que es la que lleva todos los procesos desde que se hace una visita comercial o se detecta una oportunidad de negocio. La Comunidad de Desarrollo, que puede llevar la programación, el diseño web, etc. Una tercera comunidad es la Comunidad de Sistemas, porque también tocamos temas de sistemas tanto internos como hacia fuera. Y luego una última que hemos nombrado Comunidad CIDI, que tiene por un lado la parte de comunicación interna y externa, y por otro la investigación, desarrollo, e innovación”, expone Armendáriz.

Estas comunidades, aclara el ikusnita – así gustan llamarse en el grupo –, funcionan de forma horizontal, independientemente de la empresa de pertenencia, y algunos pueden trabajar en varias comunidades, de acuerdo con su perfil. El entrevistado, para el caso, también colabora en la Comunidad de Gestión. Cada comunidad tiene un líder, elegido anualmente por las mismas personas que la conforman. “Hemos buscado un modelo de organización de abajo hacia arriba”, destaca.

Las “comunidades de proyecto” se forman ad-hoc, de acuerdo a las oportunidades de negocio, investigación o desarrollo que vayan surgiendo. En ellas los roles son flexibles, aunque “pueda haber unas líneas donde siempre vas a ver a las mismas personas, porque son las que, tienen un conocimiento acerca de ciertas tecnologías”, afirma el entrevistado.

 

donwload-pdf

Descarga el resumen del caso de éxito de: Ikusnet

 


Perfil de la organización

CC.AA.: País Vasco
Sector:Programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática.

Agrupación de PYMES españolas que trabajan horizontalmente en diversos proyectos de SFA. Facturan en conjunto más de un millón de euros y emplean a unas 40 personas. Su modelo de organización democrático y no jerarquizado distinguen a Ikusnet de una organización tradicional.

Objetivo

Hacia 2003 un grupo de pymes se aumentar la escala de los proyectos SFA en los que intervienen.

Solución

Un grupo en el que se trabaja en “comunidades de actividad”, independientemente de la empresa de origen. Intervienen en numerosos proyectos I+D, entre ellos sobre una Factoría Multidisciplinar de Conocimiento Libre.

Beneficios

  • Acceso a subvenciones.
  • Trabajo en comunidad.
  • Independencia tecnológica.
  • Interoperabilidad..

La organización del Grupo Ikusnet probablemente sea un caso poco frecuente, combinando una filosofía abierta y democrática con el ímpetu por la innovación. Se definen como una “organización de personas”, cuyo modelo de negocio está basado en el SFA, pero con miras a que responda a las necesidades y exigencias de las personas que lo conforman, que les brinde una oportunidad de trabajo motivante y poniendo a disposición de la comunidad toda su producción intelectual, para que el modelo pueda replicarse. En el grupo no existen jerarquías salariales en función a la responsabilidad, y los méritos deben demostrarse en cada proyecto.

Armendáriz es consciente de estas particularidades y enfatiza: “Somos un proyecto tanto auto-profético como rizomático. Es decir, auto-profético porque nos creemos lo que estamos haciendo, y la profecía se cumple a sí misma; y luego, rizomático porque es un modelo muy flexible”.

Sin embargo, existen barreras en el camino de lograr el funcionamiento de esta peculiar organización. Armendáriz explica que “una de las primeras que nos hemos encontrado, es que no todos tenemos el mismo conocimiento acerca de las cosas y diferentes visiones a la hora de cómo organizarnos. Otra de las trabas: los tempos para todos no son los mismos, cada uno ha tenido una vivencia y ha generado un conocimiento, que muchas veces supone un pequeño desajuste. Cuando llegan personas nuevas todo aquello que tú dabas por bueno te puede ser señalado como deficiencias del modelo y del sistema”, analiza Armendáriz, sabiendo, de todas formas, que cada obstáculo es una oportunidad de cambio.

Comentando sobre su propia área de trabajo en la organización, el entrevistado cree que “hoy la gente se llena la boca sobre que estamos en la sociedad del conocimiento, pero precisamente unas de las barreras principales es que es muy complicado transferirlo. A veces la propia carga de tareas parece que impide hacerlo, pero es fundamental. Hemos tenido que rehacer trabajo mal hecho por no tener tiempo para sentarnos e intercambiar. Los canales de comunicación vienen del software libre, pero también nos preguntamos si son los más eficientes. El correo electrónico, por ejemplo, se utiliza mucho para crear ruido dentro de la organización, sin quererlo”

cabecera

Uno de los principales proyectos del grupo es sin dudas PEGASO. En éste, Ikusnet, en colaboración con el European Software Institute (ESI) está desarrollando una "Factoría Multidisciplinar de Conocimiento Libre". El proyecto PEGASO, explica Armendáriz, tiene su antecedente en la “Software Factory” (Microsoft), adaptando el concepto a la especificidad del desarrollo SFA: ya no se trataría sólo de desarrollar software de calidad sino de producir soluciones libres para problemáticas tecnológicas complejas.

El presupuesto del proyecto es que cualquier agente empresarial es una cadena de capacidades en continua evolución que incluye tanto las propias como las de todos aquellos con quienes se tiene negocios. La aportación de PEGASO a la comunidad sería entonces un “marco de producción que permita realizar cualquier modelo de negocio sobre Software Libre, haciendo así accesible y real el despliegue de los distintos flujos de trabajo de la comunidad hacker en entornos empresariales autogestionados”, expone Armendáriz.

El proyecto definirá y establecerá una "factoría de conocimiento" totalmente operativa, que permita integrar aplicaciones independientemente tanto de la arquitectura a la que se destinen y de los lenguajes de programación que se utilicen, como de los perfiles expertos implicados en su uso. Definirá asimismo prácticas metodológicas a partir de los principios de la programación ágil, y del modelo "bazar", así como codificará los conocimientos adquiridos para su reintroducción en el propio proyecto.

En el proyecto "Gestión2.0", donde el Grupo Ikusnet tiene como socios a una importante cantidad de empresas e instituciones, (entre ellas, ESI, o la Universidad Rey Juan Carlos) se pretende desarrollar un sistema SFA de gestión corporativa integral que asegure la interoperabilidad en el intercambio de datos entre las comunidades implicadas en su uso. Los objetivos que se persiguen son, señala el entrevistado, “realizar una gestión del conocimiento organizacional dirigido al despliegue e integración de decisiones corporativas y/o sectoriales, facilitar la cooperación empresarial, incrementar la productividad pyme mediante la integración funcional y operativa en procesos de negocio más amplios y facilitar la creación de una base común de información y conocimiento sobre procesos empresariales”.


"Estamos en la Sociedad del Conocimiento, pero la realidad es que es muy complicado transferirlo".

Daniel Armendáriz
Líder de Conocimiento, Grupo Ikusnet

Beneficiosvertical2

El trabajo consistente sobre SFA ha permitido al grupo participar en importantes proyectos de I+D, y obtener diversas fuentes de financiamiento público. Actualmente trabajan en tres proyectos de investigación con fondos de PROFIT del Ministerio de Industria Turismo y Comercio. En 2007, la contribución de ese Ministerio a PEGASO fue de 872.200 euros. Dentro del mismo programa el Grupo Ikusnet participa en un proyecto enmarcado en la convocatoria de "Proyectos Tractores del Plan Nacional de I+D+I para el desarrollo sobre PEGASO del mencionado software Gestión 2.0, que tiene una fecha prevista de finalización para diciembre de 2008, y que fue dotado de 490.800 euros para 2007-2008.

La Administración Pública también es uno de los principales clientes de Ikusnet (aproximadamente 70 por ciento de su cartera) y recibe un beneficio claro derivado de la independencia tecnológica disponible con SFA. Armendáriz bromea coloquialmente que la posibilidad de “mandarte a freír espárragos con la tranquilidad de que cualquier otro puede seguir con el trabajo que tú estabas haciendo, hasta el poder personalizar sus soluciones hasta el último detalle” es un punto muy valorado por este tipo de clientes.

A las Administraciones Públicas el SFA les brinda también la garantía de cumplir con requisitos legales de interoperabilidad, apunta el entrevistado. Pero tal vez tan importante como ello sea el hecho de que entienden que pueden adoptar un papel tractor dentro de España en temas de SFA, promoviendo el desarrollo del tejido empresarial. La lógica sería que “si yo estoy aquí haciendo un desembolso público en este software, también de alguna manera estoy sembrando para que las empresas del sector tecnológico apuesten por ciertas tecnologías”, señala Armendáriz. Asimismo, la posibilidad de adaptación del SFA, incluso por parte del propio equipo informático de cada organismo, es un detalle muy tenido en cuenta a la hora de contratar soluciones sobre SFA. “