Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Andago

E-mail Imprimir

CASO DE ÉXITO. Fecha: Julio de 2008

magazine

José María Olmo Millán, Director General de Ándago.

Ándago aumenta la escala de sus proyectos gracias al Software de Fuentes Abiertas.

Los ahorros en costes de licencias permiten a Ándago ejecutar  un 25% más de proyectos de e-administración que usando soluciones propietarias.

Situación

Con doce años en el mercado, Ándago es probablemente una de las más antiguas empresas españolas usando software de fuentes abiertas (SFA). Sin embargo en sus comienzos, la envergadura del emprendimiento se limitaba a sus tres fundadores. Un modelo de servicios integral les exigía determinado nivel de inversión que no estaban en condiciones de satisfacer bajo metodologías tradicionales. Estas hubieran arrojado un margen de ganancia demasiado bajo por la dependencia sobre soluciones propietarias. La elección de proveer servicios sobre SFA surgió entonces naturalmente: “Casi todos los que fundamos Ándago veníamos de entornos UNIX o éramos operadores de telecomunicaciones, todas las tecnologías asociadas a Linux nos eran muy cercanas”. De esa forma, volcarse al SFA habilitó el acceso a las nuevas tecnologías sin la obligación de pagar los altos royalties que hubiera demandado una solución propietaria.

Solución

Ándago se transformó en una consultora en TIC especializada en dar servicios para administraciones públicas cuyo modelo de servicios consiste en desarrollar plataformas basadas en SFA. “El modelo de negocio no es vender el software, sino proyectos de consultoría sobre plataformas SFA”, aclara Olmo Millán.

Para las administraciones públicas, que conforman casi el 100% de la cartera de clientes de Ándago, el SFA tiene más sentido que en otro tipo de usuarios. Ello sucede, sostiene Olmo Millán, porque es la forma en que los desarrollos se pueden distribuir libremente “y por ello es donde más se ha difundido el uso de SFA”, puntualiza. Por otro lado, el SFA le permite a Ándago ser socio tecnológico de un número limitado (actualmente unos 50) de clientes bajo un esquema en el que la provisión de SFA es accesoria. Las formas de trabajo se flexibilizan y es posible colaborar más abiertamente, en condiciones donde a veces parte del desarrollo lo hace directamente la organización que los contrata. Además, agrega Olmo Millán, el SFA es un modelo más cómodo que simplemente vender software: otorga mayores libertades para colaborar con otras administraciones o empresas.

El SFA le ha facilitado a Ándago el desarrollo de un conjunto de soluciones para la Administración, como Open Cities, una iniciativa basada en la creación de una plataforma telemática para la administración electrónica, orientada a procesos, documentos y servicios.

Esta solución permite implantar aplicaciones como portal del ciudadano, portal del empleado, ventanilla única, cuadros de mando, gestión de expedientes y registro electrónico, la automatización de procesos internos, un conjunto de soluciones BPM, de custodia documental, y de firma electrónica. Otra solución desarrollada por Ándago, comenta Olmo Millán, es Open Citizen, la cual ofrece funcionalidades como la gestión integral del conocimiento e información generada, accesibilidad para personas discapacitadas, punto único de entrada de contenidos, soporte multicanal del portal (Internet, teléfono móvil y TDT), organización de los contenidos por barrios, colectivos de personas, contenidos georeferenciables, encuestas para potenciar la participación ciudadana, e integración con otras soluciones.

donwload-pdf

Descarga el resumen del caso de éxito de: Ándago

 


Perfil de la organización

CC.AA.: Madrid.
Sector: Programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática.

Una de las consultoras SFA más importantes del mercado español, desde provee soluciones a las administraciones públicas desde 1996.

Objetivo

Proveer soluciones flexibles, de bajo coste a sus clientes, especialmente, A.P. local.

Solución

Una amplia gama de productos, servicios y soluciones TIC basadas en SFA. Cubre diferentes aspectos de las necesidades de TI: concepción y definición del proyecto, desarrollo, implantación y soporte, formación y outsourcing.

Beneficios

  • Nuevas líneas de negocio
  • Expansión y promoción masiva de la empresa
  • Proyectos más amplios para clientes
  • Optimización, racionalización e interoperabilidad.

 

horizontal2

El SFA implica un modelo colaborativo de trabajo. Por ello Ándago establece relaciones con la comunidad de usuarios y desarrolladores, formales, e informales: “Tratamos directamente con los desarrolladores. No es difícil acceder a ellos. A veces habrá alguna barrera, pero a través de foros, o de los links de soporte se accede a los grupos de desarrollo. Si bien a veces hay que pagar soporte a esas empresas, se crea también otro tipo de relación más directa con los desarrolladores que están allí. Con Bonita (el motor de workflow en SFA) tenemos contrato de soporte, pero hay veces en las que simplemente se trata de «Oye, encontré este error, que se soluciona aquí... Mira a ver si lo puedes incluir ...» y el desarrollador ya lo introduce en la línea. En software propietario se pueden identificar errores, pero tocar el producto, no te lo van a dejar tocar”.

También la formas de marketing han debido adaptarse al modelo de SFA. El mero hecho de trabajar sobre SFA es una herramienta de marketing. Por ello se intenta abrir portales con las soluciones de Ándago, y empezar a tener documentación para que cualquiera las pueda desarrollar. “Por ejemplo con Open Cities u Open Geo Services la idea es asociar una Web a los proyectos, y que se sepa que hay gente atrás que pueda dar el soporte... Eso significa inversión y a veces los inversores no entienden del todo que ahí puede haber retorno. Esto generalmente sirve de imagen de marca, la gente prueba, y si le sirven tus servicios después te llama. Pero hay que invertir”.


"Desde un punto de vista estrictamente comercial, el módelo SFA permite vender más.".

José María Olmo Millán.
Director General de Ándago.

vertical2

Beneficios

Olmo MIllán no ahorra en elogios sobre los beneficios que ha traído para su empresa la completa adopción del SFA. Este modelo ha consolidado indiscutiblemente los negocios de Ándago, llegándose en el último año a acuerdos con dos fabricantes para la plataforma “Open Citizen”, y a introducir software para atención y gestión de call centers en servicios de atención ciudadana y portales de voz para el ciudadano.

La flexibilidad del negocio sobre SFA habilita a Ándago para explorar nuevas líneas de negocio, continúa Olmo Millán, como, por ejemplo, temas de Salud. “Estamos haciendo un proyecto en SFA basado en Android, el nuevo sistema operativo para móviles que ha sacado Google. Sobre él estamos desarrollando un proyecto para temas de teleasistencia y ambiente asistido para personas mayores. Se llama Open Health Assistant. Un tipo de soluciones dirigido a un colectivo muy grande, donde el costo de licencias es prácticamente cero y por ello es importante hacerlo en SFA.”, precisa Olmo Millán.

La inversión en “crear comunidad” tienen para Ándago beneficios muy importantes, incluso aunque no sea una empresa cuya forma de ganancia pase primordialmente por la venta de soporte, formación y certificaciones para su propio software, y se vuelque más claramente por proyectos. “Se trata de un tema de capilaridad: en España hay 8.000 ayuntamientos y Ándago solo dispone de cinco comerciales, por lo cual es imposible llegar a todos. Crear comunidad sería, de esa forma, una técnica de marketing, que si bien implica no ver retornos en un plazo de año y medio, es asimilable a cualquier otra inversión en generación de demanda”.

Pero si el modelo SFA ha resultado tan beneficioso para Ándago no puede sino deberse a que éste ha funcionado para su clientela. ¿Qué beneficios reciben las administraciones públicas clientes de Ándago? Olmo Millán enfatiza que el principal beneficio no es simplemente el económico: “Con el mismo presupuesto nuestros clientes acceden a una escala de proyectos que es al menos un 20 o 25 % más amplia que la propuesta original”. Ello deriva, está claro, de los ahorros en licencias.

En referencia específica a la plataforma Open Cities Olmo Millán explica que las administraciones locales obtienen con ella beneficios como la “optimización y racionalización de los procesos administrativos, mayores facilidades de auditoría y de integración con otras aplicaciones, la eliminación de barreras geográfica en la prestación de los servicios, y mayor interoperabilidad con otras administraciones, lo cual es una exigencia legal”. A los ciudadanos les garantiza eficacia y rapidez en los trámites, validez legal del proceso, sencillez, claridad y facilidad de consulta, acceso multicanal, y compatibilidad con múltiples plataformas (Linux, Windows, Mac, etc).

Los beneficios a escala social del SFA son para Olmo Millán bastante evidentes: “Ándago sería uno de los mejores ejemplos de que el SFA permite niveles de innovación no accesibles de otro modo, ya que permite plantear proyectos que serían imposibles con determinados niveles de inversión”. Sin embargo, cree que el tejido empresario español en el sector aún no ha madurado: la mayoría de las aproximadamente 300 empresas tienen cada una menos de los 57 empleados que se cuentan en Ándago, comenta.

Para consolidarse, el software de fuentes abiertas tendrá que superar algunas resistencias. Una de ellas es de tipo jurídico. “Casi todos los desarrollos los hacemos bajo la licencia libre GPL, siempre que se pueda. A veces, sin embargo, a las administraciones les cuesta comprenderlo. Piensan que el software es propiedad suya. Y eso es así, pero sólo hasta cierto punto. Y eso a los servicios jurídicos de la administración les rechina.”, admite.

También existen barreras a la posibilidad de trabajar colaborativamente, según Olmo Millán. Ándago, comenta, promueve la re-distribución de sus desarrollos, tanto por la posibilidad de adaptar los desarrollos a las necesidades concretas de otras administraciones, así como forma de promoción de las capacidades de la empresa. “Pero aunque parezca increíble, no se cede mucho software entre administraciones. Solucionan su problema, y puede que cuelguen el software de algún sitio. Pero la gestión que viene por detrás, dar soporte, o participar en la comunidad... eso no lo hace nadie. A veces es muchísimo más lo que se predica que lo que efectivamente se hace.”

Sí se percibe, analiza el entrevistado, que diversas importantes consultoras están adaptando su modelo de negocios, introduciendo una línea de SFA a medida en que ello se convierte en un requisito más común en las contrataciones públicas. Pero se trataría de un papel reactivo, que genera tensiones internas dentro de esas organizaciones.