Observatorio de CENATIC

Equipo, redes
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Entel

E-mail Imprimir

CASO DE ÉXITO. Fecha: Julio de 2008

magazine

Pablo Ruiz Múzquiz, Director de Free & Open Source Software.

Las buenas prácticas del sector Open Source influyen en el resto de la organización.

La consultora TIC madrileña demuestra cómo el software de fuentes abiertas beneficia a empresas y al Tercer Sector.

Situación

El involucramiento de la empresa en el mundo del software de fuentes abiertas (SFA) data de finales del año 2004. Los motivos para hacerlo fueron claros, explica Ruiz Múzquiz: “en primer lugar se trataba de responder al incremento de la demanda del sector de las administraciones públicas, la que por su magnitud generaba la necesidad de una respuesta a la altura del fenómeno. En segundo lugar, se da en Entel cierta afinidad por lo que el SFA representa para la innovación.”

Solución

Las soluciones en SFA más demandadas por los clientes de Entel son gestores documentales o de contenidos (intranet, portales del empleado, gestión de expedientes, vacaciones, etc) o muy pequeñas herramientas, donde lo importante es que la licencia sea gratis. “Pero Entel rara vez se queda ahí”, agrega Ruiz Múzquiz, “Se intenta frecuentemente proponer al cliente otras soluciones, independientemente de lo que se demande, como migración de puestos de oficina a Linux, de la ofimática a Open Office, gestión de incidencias, herramientas para equipos, agenda compartida, documentación online, y estudios de viabilidad de migraciones”.

Entel trabaja principalmente sobre aplicaciones en SFA bien consolidadas, con una comunidad que sea activa (“no necesariamente hispana”, se aclara), para las que haya documentación técnica adecuada, e instalaciones de referencia. En la práctica, esto conduce a referirse a organizaciones o fundaciones de cierta trayectoria, como Plone o Alfresco, para gestión documental, Ubuntu o SUSE para migraciones de texto, Open Office para ofimática, Request Tracker para gestión de incidencias, etc. Sin embargo, agrega Ruiz Múzquiz, “siempre se deja abierta la posibilidad de trabajar sobre una segunda mejor opción por si el cliente tiene necesidades específicas”.

Esta orientación a proveedores de referencia ha derivado en diversos contratos de soporte y partnership. Entre ellos, destaca Ruiz Múzquiz, se cuentan Novell, Alfresco, o Canonical. El contrato de Alfresco, ejemplifica, prevé la promoción de la venta de su solución comercial, quedando el soporte de la versión “community” a cargo de Entel. “En casos de sistemas críticos”, fundamenta Ruiz Múzquiz, “se tiende a pagar más por la garantía de que un consultor de primer nivel responsable de la concepción del producto esté detrás de la línea.”
Agregar el SFA al modelo de negocio ha afectado al ciclo de producción de software en algunas cuestiones, señala Ruiz Múzquiz: “en primer lugar se hace un estudio legal de todos los componentes por si hay colisiones de licencias u otros problemas. Segundo, se prepara una gestión del proyecto muy específica para SFA, donde las métricas que miden costes o la forma de documentar se manejan de manera distinta al software propietario, así como también la gestión de los equipos es distinta puesto que no siempre es gente física y de la compañía”. El software, comenta, se elabora normalmente a partir otro preexistente, se adapta y se mejora haciendo claro énfasis en qué elementos de esa mejora pueden contribuir al producto original.

donwload-pdf

Descarga el resumen del caso de éxito de: Entel

 


Perfil de la organización

CC.AA.: Madrid.
Sector: Programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática.

Consultora TIC de más de 1000 empleados con sedes en Madrid, Barcelona, Bilbao y Vitoria.

Objetivo

Necesidad de responder al incremento en la demanda de software de fuentes abiertas, y de innovar en el modelo empresarial.

Solución

Soluciones en SFA que incluyen, entre otros:

  • Gestión documental o de contenidos
  • Herramientas para AA.PP.
  • Migraciones de S.O. u ofimática
  • Gestión de incidencias
  • Herramientas de trabajo en equipo

Beneficios

  • Difusión de “buenas prácticas SFA” a toda la empresa.
  • Incrementos en ganancias y márgenes.
  • Ahorros en costes y tiempos de desarrollo para clientes.

 

horizontal2


"Si se trabaja correctamente el margen en FOSS puede ser elevado.".

Pablo Ruiz Múzquiz.
Director de Free & Open Source Software.

vertical2

Beneficios

Al considerar los beneficios que el SFA le ha aportado a Entel Ruiz Múzquiz estima que “El más importante es que las buenas prácticas del sector Open Source van influyendo en el resto de la organización: por el área FOSS de la empresa suelen entrar nuevas tecnologías antes, buenas prácticas de gestión de equipos, o de documentación. El SFA sería en tal sentido, uno de los referentes para la innovación sobre los procedimientos y metodologías de todas las demás áreas”. Por ejemplo, en el énfasis sobre el trabajo por hitos, donde existen determinados compromisos de sacar versiones o hacer contribuciones, con cierta independencia respecto de horarios o localización geográfica, o en la necesidad de una documentación exhaustiva de los procesos.

El crecimiento en importancia y la percepción del camino que se abre con el SFA estimuló la creación de un departamento específicamente dedicado al tema, con un director a máximo nivel con capacidad para definir qué se oferta a los clientes, destaca el entrevistado.

¿Cómo impacta económicamente sobre Entel su participación en el sector SFA? Ruiz Múzquiz no duda al afirmar que el SFA ha mejorado la facturación de Entel. Pero además el SFA arroja márgenes de ganancia tan buenos, o en algunos casos superiores, a los de la venta de soluciones propietarias. Ello sucede, explica, porque en algunas ocasiones la dependencia sobre la reacción que tengan los proveedores propietarios para solucionar incidencias durante el desarrollo puede generar cuellos de botella que no existirían si el código estuviera abierto. “Si se trabaja correctamente, el margen en FOSS puede ser elevado”, opina el directivo.

En cuanto a los beneficios que el SFA brinda a los clientes de Entel, Ruiz Múzquiz destaca los ahorros en costes, el menor tiempo de desarrollo y la tranquilidad que brinda la independencia tecnológica respecto del del proveedor.

Ese impacto para el clientes y para la comunidad se ejemplificar con dos casos. En primer lugar Ruiz Múzquiz aborda el de Caja Guadalajara: esta es una empresa privada, con la obligación de generar retornos en productividad y ganancias, “Y es posiblemente ello”, indica, “lo que hizo de que la implementación fuera tan comentada en los foros sobre SFA. El financiero es un sector tradicionalmente más conservador, reacio a usar otra cosa que sus propias arquitecturas tecnológicas. Sin embargo, Caja Guadalajara demostró que el uso de SFA no es solo a base de subvenciones o para entidades públicas, sino que procede también para una empresa privada con intereses de ganancia muy claros”. Además, agrega el entrevistado, no dependía solamente de una cuestión de costes, sino por motivos de innovación y mejora de los más de 400 puestos de trabajo que fueron objeto de la migración.

Pero si existe en Entel un emprendimiento de importante relevancia social en el que la empresa juega un papel protagónico, este no es otro que GONG, el sistema de gestión para organizaciones de la sociedad civil. En GONG Entel participa dentro de una UTE que se hizo adjudicataria del proyecto, que tiene un valor de 370.000 euros. Incluye un sistema de gestión de proyectos, donantes y socios, recursos humanos, proveedores, agenda, transferencias de fondos, entre otras cuestiones. Según pronostica Ruiz Múzquiz, “La nueva herramienta tendrá una repercusión importantísima en el Tercer Sector ya que llena un vacío que actualmente está ocupado por una gestión muy fragmentaria de muchas ONGs, que utilizan documentos de texto, panillas de cálculo, sin procedimientos ni estándares claros”.

“GONG logró la cooperación entre enemigos”, bromea Ruiz Múzquiz, “ya que integra dos sistemas tan dispares como son Alfresco ejecutado bajo servidor TomCat y Ruby on Rails. Este último, en teoría, venía a matar al dinosaurio JAVA, el lenguaje sobre el que está escrito Alfresco. Bueno, no tiene porqué ser así. Pueden trabajar juntos y mejorar este tipo de solución”. La integración de ambos entornos de programación obligó, de todas formas, a desarrollos importantes, como cubrir la capa de seguridad correctamente, lo cual se resolvió realizando la comunicación a través de web services. La capa de datos utilizada se amplió para poder usar tanto XML como RDBMS indistintamente, convirtiéndose en una capa de abstracción.

Los beneficios de GONG se van volviendo visibles para el Tercer Sector, aún antes de que se publique el paquete descargable en Internet. Ruiz Múzquiz pone de resalto la interesante formación de una “proto-comunidad” en el seno del equipo: un conjunto heterogéneo de cerca de quince personas, expertas en diferentes áreas, deslocalizadas, y cuya labor es gestionada a través de las herramientas de Entel. En el proyecto, aclara, participan siete ONGs de diversas características, garantizando así una visión pluralista.

“Muchos se están adhiriendo al SFA por considerarlo el nuevo Santo Grial, o por vedetismo, incluso sin conocerlo o entenderlo bien”, lamenta el directivo. Pero observa que la gente con experiencia y visión en el mundo de las nuevas tecnologías sabe que es un modelo válido y en clara expansión, y que ello se está traduciendo cada vez más en estudios o proyectos.